Por la época en la que nos encontramos hemos decidido dedicar el post de hoy a la celulitis, vamos a explicar qué es y sabiendo cuales son las causas podremos saber qué hacer para deshacernos de ella y no caer en los falsos mitos.
Para explicarlo vamos a hacerlo con imágenes, de esta forma será más fácil.
La primera imagen sería la de una persona sin celulitis, debajo de su piel, tiene los adipocitos (células que aumulan grasa) con un tamaño normal, se ven los vasos sanguíneos y la piel tersa.

celulitis piel

La imagen de la derecha sería la de una persona con celulitis: tiene mayor cantidad de grasa, las células que la acumulan han aumentado de tamaño y los vasos sanguíneos y linfáticos se oprimen. Esto explica que la celulitis vaya acompañada de una retención de líquidos, problemas circulatorios y acumulación de toxinas en la zona, lo que da lugar a una inflamación de la grasa (que se observan en la piel como nódulos) y todo ello produce rotura de las fibras de colágeno, dando lugara flacidez.

cal vaso3 Acciones fundamentales para reducir la celulitis

  • Disminuir el porcentaje de grasa corporal
  • Beber 2.5 litros de agua al dia
  • Movilizar la zona a tratar a través de masajes o cepillos específicos para romper los nódulos de grasa, y hacerlos más pequeños y por tanto más fáciles de eliminar.

Las causas por las que aparece la celulitis son diversas, las más comunes serían:

  • Predisposición genética
  • Retención de líquidos
  • Aumento de peso
  • Estilo de vida sedentario
  • Vasodilatación
  • Glicación

photo-1484446991649-77f7fbd73f1f

Es más común entre las mujeres que entre los hombres, ya que los hombres tienden a acumular el exceso de grasa en la zona abdominal mientras que las mujeres tienen mayor tendencia a acumularla en la zona de las caderas, glúteo y muslos. ¿Quienes son más afortunados en este caso? La verdad es que debemos luchar por conseguir el peso ideal en cada caso, ya que los hombres, al acumular el exceso de grasa en la zona abdominal, tienen mayor riesgo a sufrir infartos, mientras que las mujeres son más propensas a padecer celulitis problemas circulatorios que dan lugar a varices, retención de líquidos,…

El problema de la celulitis no sólo es estético, sino que al aumento del tamaño del adipocito (es el nombre que se les da a las células que acumulan la grasa), hace que se opriman los vasos sanguíneos por lo que los estados avanzados pueden desencadenar problemas de circulación.

photo-1491898487514-29e95d92e3f9
¿Sabes qué tipo de celulitis es la tuya?
Podemos encontrar distintas clases de celulitis.
Celulitis dura: Es la más común entre las mujeres jóvenes y adolescentes. Tiene un aspecto compacto y firme que se ve de forma evidente cuando se pellizca la zona, es la que se conoce como piel de naranja.
Celulitis blanda: Es común entre mujeres que llevan un estilo de vida sedentario, también es común en las personas que han perdido peso en poco tiempo. En este caso se asocia a flacidez, se ven hoyuelos.
Celulitis edematosa: es el grado más avanzado de celulitis, las piernas están hinchadas y la persona que la padece nota pesadez y dolor de piernas.
celulitis ok

¿Cómo tratar la celulitis?
Conociendo las causas es mucho más fácil explicar cuáles son los métodos realmente eficaces para tratarla.
Bajar de peso. Ya que se trata de la inflamación de la grasa acumulada, el paso fundamental sería reducir la cantidad de ésta, y para ello es fundamental una buena alimentación y practicar deporte de forma regular.

  1. Test genético: La genética juega un papel importantísimo, por ello uno de los tratamientos más eficaces sería hacerse un test genético para conocer, de todas las causas de la celulitis, cúal es la que debo atacar en mi caso para evitar tenerla. La principal ventaja de esto sería evitar esfuerzos innecesarios. Por ejemplo, el Gen ACE contribuye de forma significativa a la susceptibilidad del desarrollo de la celulitis, si tienes esta mutación, tu cuerpo tiende a retener sodio y expulsar potasio, por lo que sería muy efectivo un plan para ayudar a expulsar el sodio, lo cual disminuye la retención de líquidos en la zona problemática y una alimentación rica en potasio, que promueve el drenaje linfático ayudándonos a eliminar toxinas en la zona a tratar
    El gen COL1A1 regula la producción de colágeno, si tienes una mutación en este gen, necesitarás un aporte extra de colágeno para evitar la flacidez.
  2. Plan detox: El cúmulo de toxinas favorece la inflamación de la grasa acumulada, por ello, es importante hacer un plan detox, en este punto, el test genético nos aportará la información que necesitamos en cada persona. Como prácticas generales de detoxificación podríamos:
    • Beber abundante agua, si ves que te cuesta puedes hacerlo con ayuda de infusiones.
    • Tomarte un vaso de agua templada con el zumo de un limón en ayunas
    • Cepillarte las piernas con la piel seca haciendo un masaje hacia el interior de los muslos también ayuda, de esta forma estimulamos el sistema circulatorio y linfático.
  3. Usar cremas anticelulíticas: la principal función de u anticelulítico es la lipolisis, es decir, romper la grasa acumulada en las zonas a tratar. Para que un anticelulítico sea eficaz debe contener cafeína, teofilina, teobromina o xantoxilina. Es frecuente encontrar en la composición de las cremas además de principios activos encargados de la lipolisis, otros componentes enfocados a tratar los demás síntomas que se asocian con la celulitis, como es el castaño de indias (estimula la circulación), hiedra (drena y aporta firmeza a la piel). Hay algunos que introducen además vitamina E y C para estimular la síntesis de colágeno. Siempre que te apliques tu anticelulítico, para potenciar el efecto, exfolia la zona un par de veces por semana, y aplicatelo a la salida de la ducha, ya que los poros de la piel están abiertos y penetran más los principios activos.
  4. Romper los nódulos de grasa: A través de masajes específicos que movilicen y vayan rompiendo la grasa para que sea más fácil de eliminar por el cuerpo.
  5. Incrementar el riego sanguíneo y el linfático: A través de cepillado en seco o masajes, ya que es importante que la sangre y la linfa fluyan por la zona para que puedan ir deshaciéndose de las toxinas acumuladas.