Este mes queremos dedicarte este espacio a tí, para que los propósitos de año nuevo que con tanta energía empezaste a cumplir no se queden en propósitos y pasen a ser hábitos.

Además te contamos el secreto para tener éxito en tus propósitos relacionados con la salud y el peso.

Distintos informes señalan que enero es la época del año que más demanda tiene de nuevas matrículas en gimnasios y dietistas. ¿Qué ocurre a lo largo del año para que todos los eneros vuelva a suceder lo mismo? Que a lo largo del año muchas personas se olvidan, se desmotivan y abandonan aquello que se habían planteado para el nuevo año, y así, año tras año.

veja
En Greenology consideramos que lo fundamental para que un propósito pase a ser un hábito son varios factores:

  1. Que seas tú mismo el que se lo hay propuesto y esté motivado por conseguirlo, porque únicamente depende de ti.
  2. No intentes hacer veinte cosas a la vez, crear un hábito lleva tiempo y esfuerzo, y hay que crearlos de uno en uno.
  3. Escribe las  para razones para conseguir el propósito, y leelas cada día.
  4. Encuentra la ayuda adecuada. Si, por ejemplo, deseas conocer los hábitos nutricionales que tu cuerpo necesita o quieres aprender o mejorar un idioma, es muy probable que vayas a necesitar ayuda de personal ajeno a ti. Así, será clave ponerte en manos del especialista y cerrar las citas desde el momento en el que te lo has propuesto.
  5. Fijarte unos objetivos semanales sencillos y claros que puedas alcanzar, medir y valorar. Será mucho más fácil crecer un 1% a la semana durante un año mediante pequeños esfuerzos constantes que sean asequibles y que nos inyectan optimismo y ánimo en pequeñas dosis. Eso facilitará el establecimiento del hábito y tomar el control sobre nuestros propósitos, evitando querer alcanzar durísimos objetivos que se demuestran inalcanzables y que nos vencen año tras año.
  6. Ser muy consciente que todo hábito requiere esfuerzo durante al menos el primer mes y medio. Ten esto muy en cuenta para que no te ocurra como afirma U.S. News, la segunda semana de febrero, el 80% de la gente que se propone algo para el año nuevo se acaba rindiendo.

32e01f17fa9cc3f7c5e8477929bd1bfd

¿Y si conocieras qué es lo más beneficioso y lo más perjudicial para ti, seguirías un plan personalizado para conseguirlo? En Greenology los resultados nos dicen que sí. Según un estudio publicado en Harvard, las personas que siguen un plan nutricional en base a su genética tienen un éxito del 70% superior a las personas que no. 

Esto es fundamentalmente porque en vez de tener que cambiar veintisiete cosas sabes las dos o tres que más te afectan a tí, haciéndote el trabajo muchísimo más fácil y eficaz. ¿Quieres saber más? Llamanos y te resolveremos todas tus dudas.